Encuentran sin vida a Norberto Ronquillo en Xochimilco

Norberto Ronquillo salió de la Universidad Del Pedregal ubicada en la Ciudad de México, la noche del martes 04 de junio. El último mensaje que escribió  fue para avisarle a su novia que se dirigía a su casa.

Desde esa noche, nada se supo del universitario, a quien le faltaban dos días para culminar la licenciatura de Mercadotecnia.

Los plagiarios se comunicaron con los familiares para pedir cinco millones de pesos por su liberación. Su tía fue la encargada de negociar logrando que la cantidad se quedará en un millón de pesos y alhajas. Y aunque su familia pagó el rescate, el joven no fue entregado a sus familiares como habían planeado. Cabe destacar que su auto fue encontrado en la periferia donde fue secuestrado.

Durante el fin de semana, autoridades escolares  y familiares marcharon pidiendo justicia para encontrar a Norberto.

Este domingo, una llamada al 911, alertó este domingo a las corporaciones policíacas  sobre el hallazgo de un cuerpo en un camino de terracería en la colonia Santa Cruz Acapixtla en la alcaldía de Xochimilco.

Familiares, reconocieron el cadáver por la ropa que llevaba puesta, efectivamente era Norberto Ronquillo de 22 años; quien fue encontrado en avanzado estado de putrefacción, envuelto y atado con cables.

La mañana de este lunes entre abrazos y lágrimas, compañeros, amigos, familiares y autoridades de la Universidad del Pedregal se despidieron del joven y dirigieron palabras de aliento a sus padres y hermano.

Además, se realizó una misa en el patio central de la Universidad en donde se podían apreciar letreros con la leyenda ‘Nos Falta Norberto’, flores blancas y fotografías del joven.

Su familia le dio  el último adiós en una funeraria ubicada en San Jerónimo.

La procuradora de la CDMx, Ernestina Godoy, expresó  que cuentan con líneas fuertes de investigación para que el asesinato de Norberto Ronquillo no quede impune.

Ante estos hechos, la Universidad Del Pedregal decretó tres días de luto y suspendió sus actividades en señal de solidaridad con la familia.