Este castigo recibieron tres soldados por decapitar gatos en Bolivia

  • Los militares involucrados pasarán un año en arresto domiciliario y tendrán que acudir a terapia psicológica.

Bolivia.- Un juzgado boliviano dispuso el arresto domiciliario por un año y tratamiento psicológico para tres soldados de 17 años que decapitaron a dos gatos en el norte amazónico del país, informó este jueves la Fiscalía General del Estado.

El Juzgado del Menor del Distrito Judicial de la región amazónica de Pando determinó estas medidas “socioeducativas” para los jóvenes, que cumplen el servicio militar en un puesto en la localidad de Bolpebra, en la frontera con Brasil y Perú, explicó el fiscal departamental pandino, Juan Carlos Cuéllar.

El hecho fue registrado en un video y difundido en redes sociales, donde generó la indignación de los defensores de los animales y la población en general.

En una audiencia cautelar, los involucrados solicitaron someterse a una terminación anticipada del proceso, según el fiscal.

Como se trata de soldados, seguirán prestando su servicio militar, una vez salgan del cuartel estarán en su domicilio bajo la vigilancia de sus padres. Asimismo, ambos tienen orden del juez de someterse a un tratamiento psicológico”, explicó Cuéllar citado en un comunicado de la Fiscalía.

Según información de medios locales, los menores fueron imputados por el delito de “biocidio”, después de haber sido filmados mientras decapitaban con machetes a dos gatos en un puesto militar en Bolpebra, según el Ministerio Público.

Después de degollar a los animales, los soldados echaron los cuerpos al río, según la misma fuente.

El suceso, ocurrido en enero, fue grabado en un video que se difundió en las redes sociales, lo que generó indignación sobre todo entre los grupos defensores de los animales, indicó la Fiscalía.

El fiscal Cuéllar manifestó que el caso continuará en investigación porque existe un tercer conscripto que filmó la matanza de los gatos.

Además, se conoció a través de las declaraciones de los imputados, que ellos obedecieron las órdenes de un teniente del Ejército boliviano cuyo nombre no ha sido precisado y que será citado a declarar, agregó el Ministerio Público.

De acuerdo con la Ley 700 para la defensa de los animales contra actos de crueldad y maltrato, el biocidio se castiga con dos años a cinco años de privación de libertad.

Con información de Excélsior